Escribir es describir.

Cuando me fue propuesto escribir sobre el abismo no me aclararon en qué sentido debería hacerlo, razón por la cual lo declino a mi manera sintiéndolo primero como vacío más luego como plenitud.

***

Me acerco al borde mismo de la pared de hielo, estoy mirando hacia abajo, hacia una profunda grieta del glaciar. El cielo y el hielo todo es azul y misterioso, casi da miedo tanto como el silencio y la falta de ecos. La argentina es una reserva natural y yendo hacia el sur, hacia la Patagonia, hacia la fría pero legendariamente ardiente «tierra del fuego» todo se encuentra allí: elefantes marinos, focas, pingüinos, ballenas y ballenatos perdidos en aguas profundas, a veces muriendo los cachalotes en las playas mudas y ventosas de Río Grande. Todo se encuentra allí el abismo y la grandeza…

***

Analíticamente hablando: el vacío del abismo no es otra cosa que la plenitud cargada que habla del nosotros, de lo que psicológicamente tocamos cuando nos enfrentamos a él y lo vivenciamos como un hueco profundo en algún lugar de las entrañas.

El primer discurso del paciente en la cita analítica es lineal e histórico y parece no tener fallas, pero no es así: los abismos están a cada paso, se descubren a cada hora y están plenos de lo reprimido y ahogados en ellos, sometidos a la ley del silencio por la censura están los traumatismos originales, tempranos ó actuales.

Los sueños que aporta el inconsciente vienen en tanto que formaciones del inconsciente como los lapsus y los actos fallidos, a revelar lo oculto, lo que nunca fue dicho, lo que jamás fue aceptado. Los sueños nacen del abismo insondable del inconsciente para comunicar a la conciencia según su grado de despertar el mensaje de lo que jamás pudo ser verbalizado de lo que sin haber querido ser ocultado se nos ha escapado.

Interpretar un sueño es despertar la conciencia hacia un estado de comprensión de los síntomas que hasta entonces solo han sido descompensaciones objetivas, acontecimientos dolorosos e irracionales traductores a veces de terrores arcaicos.

***

Poco a poco el abismo desaparece y se va llenando de plenitud. Muchas neurosis de fracaso se comprenden cuando los «secretos» guardados celosamente por la represión crean flores inesperadas en la fosa abismal y somos sorprendidos por una nueva vida, por una nueva versión del discurso.

***

En el abismo fuimos a morir, explorando el abismo encontramos el nacimiento y de pronto la conciencia ampliada se hace posible y «somos». Misteriosamente comenzamos a ser lo que antes no pudimos ser.

***

Me acerco a la falla del glaciar, algunos ecos aparecen: los cormoranes vuelan sobre el espacio helado, pedazos de hielo caen con ruido sobre el mar azul, con estridencia…

A veces el abismo se llena, pero aparecen otras grietas, nuevas preguntas nos acosan y buscamos porque necesitamos buscar. ¿Porque «ser» implica existir preguntándose porqué mi abismo? ¿Quién en mi es abismo?… Mi abismo es no ser…

Hecho una noche de invierno aparente
en un Paris que no tiene glaciares,
pero si abismos de comunicación y silencio.
Contemplo mi propio abismo.
Escribir lo llena y parece menos hondo,
aunque las preguntas que me hago
sean paradójicamente más profundos que ayer.
11/02/2004
Doctora E. Graciela Pioton-Cimetti



Los niños Indigo y Cristal al ser tan sensibles a todo lo que los rodea en su medio ambiente nos llevan de la mano a preguntarnos a nosotros los adultos por nuestra propia sensibilidad y a tomar conciencia que es desde nuestro Niño Interior que podremos ponernos en contacto con ellos.

La capacidad de percibir olores, colores, sonidos, el gusto por el agua pura y alimentos orgánicos, la posibilidad de escuchar conversaciones y ruidos a distancia, entre otras características, nos impulsa a nosotros a revisar como vivimos, cual es nuestro caudal sensible, nuestra propia conexión con el universo, con nuestro yo superior.

La otra cara del poder es la vulnerabilidad en todos los ordenes.

La vulnerabilidad de los adultos ha sido durante mucho tiempo la rigidez, la monotonía, el apego a lo establecido, la normopatía y la somatización reiterada como expresión de las emociones.

Así como en los ámbitos científicos desde hace ya varios años ha influido grandemente en el cambio de la visión del mundo, en sus distintos aspectos, la Teoría de la Complejidad y el Caos, como generador de un nuevo orden, en las relaciones vinculares, paterno filiales en especial y en todos los ordenes, estos niños vienen a modificar la expresión del amor en cada uno de nosotros.

Los niños cristal pueden ser un espejo de nuestro propio autismo cuando la impaciencia nos gana o cuando el cansancio supera la capacidad creativa frente al dinamismo de ellos.

Los niños índigo rompen el sistema del ritmo seguro y tranquilo de los días familiares que «ya conocen» lo que se le enseña a los niños.

Sabemos que los niveles de inteligencia están relacionados con los sistemas culturales, y que muchas veces hay dificultades que expresan una asincronía entre la velocidad intelectual y la ejecución lenta de tareas verbales o gráficas.

Esa asincronía es la que aparece entre ellos y nosotros, por su ritmo tan rápido frente al nuestro, por la atracción que tienen por las distintas actividades que rápidamente caen en el desinterés.

Sin embargo, podemos poner en marcha juntos, nosotros con ellos el gusto por el conocimiento y el afecto sostenido puesto de manifiesto en lo que nosotros les proponemos para juntos hacer bailar nuestros sentidos.

Relacionarnos nosotros desde la empatía es un aprendizaje renovado. Todos lo podemos hacer, es un ejercicio cotidiano que permite que nuestra mente descanse lo necesario para dejar lugar al corazón conociendo y sintiendo discriminadamente.

Podemos contarles a estos niños nuestro propio camino interior/exterior y exterior/interior. Compartir con ellos el recorrido de nuestra vida.

Podemos hacer correr nuestra capacidad lingüística junto a ellos, leerles cuentos siendo actores, escribiendo cuentos con ellos, recitando poesías dibujando su mensaje.

Podemos inventar lugares, dibujando mapas, construyendo naves, visitando pueblos permitiéndoles a ellos por este medio traer las vidas pasadas en forma de cuento y a nosotros recrear fantasías a veces olvidadas, a veces nunca dichas.

Podemos inventar instrumentos musicales, crear ritmos, danzar y cantar haciendo un coro con sus amigos y con nosotros, expresando la naturaleza de la alegría.

Podemos inventar laberintos, y aprender a perdernos, para luego razonar, ordenar, captar los estados de ánimos frente a disyuntivas.

Podemos dejar la indiferencia sentada al final del aula de la vida y ser niños/adultos con ellos, ser personas, humanos que decidimos sintonizar nuestra grilla personal con la grilla cósmica y sintonizar nuestra radio con las tres estaciones que Kryon nos recuerda están a nuestra disposición, la estación de la intuición, la estación de la intención y la co-creación y la estación del abrazo del ángel.

Podemos ser libres!

Licenciada Rut Diana Cohen



Siempre recuerdo el momento cuando empecé a escribir. No poemas, ni cuentos, o tratados filosóficos, pero sí algo parecido a esto último.

Resulta que cuando tenía unos catorce años, empecé a notar que en la relación con mis amigos llegaba siempre el momento en que "se ponían de acuerdo" para jactarse de mis torpezas, especialmente en los deportes. No sabía porqué pasaba, pero sí había notado la regularidad con que sucedía, en diferentes ámbitos y con diferentes amigos.

En una de esas ocasiones en la soledad de mi casa, mientras arreglaba mi bicicleta, vislumbré esta "coincidencia". Tuve el presentimiento que estaba a punto de descubrir algo importante así que dejé lo que estaba haciendo y fui a buscar un lápiz y un papel. No quería perder ningún pensamiento que me surgiera. Noté que me resultaba más fácil razonar si ponía en papel lo que venía a mi mente.

Empecé a asentar por escrito todo lo que había hecho ese día con mis amigos, y me di cuenta de una constante actitud de soberbia en mi modo de actuar. Atribuí a esas actitudes las consecuencias que me traía. Parecía ser que ante errores míos, ellos no perdían oportunidad de tomar revancha. Así interpreté, en ese momento, que funcionaba este mecanismo. A través de la denigración me hacían sufrir.

Entonces se me ocurrió empezar a inventar "reglas" para aplicarlas al comportamiento en mi vida como modo de acotar mis actos para que no me generaran sufrimiento.

Surgió la primer regla "no ser soberbio" a la que se fueron agregando muchas otras, hasta que se me hizo difícil la tarea de repetirlas al menos una vez por día y cumplirlas todas.

Fui, poco a poco, dándome cuenta que el método funcionaba, y al funcionar, padecía yo menos sufrimientos en las relaciones con otra gente y también en mis actitudes hacia mí mismo.

Muchos años continué con esta práctica, que luego se fue transformando en un diario personal, en el que asentaba todo lo más importante o relevante que iba sucediendo día tras día. Esto lo hacía porque me facilitaba encontrar las pautas coincidentes que se repetían en diferentes situaciones, y de ese modo podía detectar los "defectos" de mi comportamiento que me provocaban como consecuencia el sufrimiento.

Acumulé gran cantidad de cuadernos y carpetas donde se sucedía el transcurrir de mi vida, hasta que me pareció que ya no era necesario ser tan escrupuloso, y fui abandonando esa práctica.

Tal vez el estudio de mi profesión fue aclarando incógnitas y refinando muchos conceptos, como para seguir ideando mi propia "psicología práctica". De cualquier modo fue una experiencia que me resultó muy efectiva y me enseñó a ser observador de las situaciones del diario vivir y me ayudó a detectar las pautas en las relaciones y el comportamiento humano.

Tal vez fue ése el germen de mi elección profesional.

Hoy sigo considerando el escribir, una ayuda invalorable, para ordenar mis pensamientos, en situaciones difíciles o en proyectos poco claros al principio.

Considero que la posibilidad de asentar en papel lo que genera la volátil mente, es una herramienta que viene de maravillas para entender mejor las cosas y analizarlas con mayor profundidad.

Una consecuencia inesperada, de este hábito en la escritura, se me manifestó hace poco cuando releyendo cuadernos escritos hace ya muchos años, logré recordar destrezas que antes poseía y fui perdiendo por falta de práctica, especialmente una antigua capacidad para relajarme y el disfrute en escuchar buena música. Como son capacidades que deseo volver a tener, estoy de nuevo intentando recuperar la costumbre. Esto se parece mucho a recordar esos juegos placenteros que todos tuvimos alguna vez en la niñez, revivirlos con todas las emociones intactas, y volver a experimentar el exquisito recuerdo más la vivencia, una vez más.

Sin duda que como niños tuvimos la capacidad de vivir el momento sin preocupaciones extras. De adulto es más difícil lograr eso, ya que las obligaciones del diario vivir siempre generan ruidos de presencia, pero sería triste olvidar esos instantes de libertad y esperanza que experimentamos cuando éramos chicos porque ellos pueden enseñarnos como volver a sentirlos. Si alguna vez fuimos felices, o bien estuvimos alegres, o esperanzados, o eufóricos, podemos volver a estarlo, porque ya sabemos lo que es, solo basta recordarlo lo mejor posible y buscar los momentos más adecuados para reeditarlos.

Sería bueno inculcar en los jóvenes el habito de escribir lo que vivencian, porque algún día les resultará más fácil volver a experimentar el recuerdo con gran realismo, y eso es volver a vivir lo vivido.

Pero eso ya lo sabemos. El poder de la "pluma" no tiene límites y probablemente sea el invento más poderoso que el hombre realizó. Las "espadas" fueron cambiando y se transformaron en armas de fuego, bombas y otras cosas. La palabra escrita no necesitó evolucionar más para mantener su poder superior…

Licenciado Alejandro Giosa



ARGENTINA: El ministro de Salud, Ginés González García, al poner en marcha el Programa Federal de Procuración de Organos, afirmó que «un nuevo proyecto de ley ya está en la Cámara de Diputados donde fui a defenderlo y ampliarlo y si esto se aprueba, todos los argentinos pasaremos a ser donantes presuntos salvo que se especifique lo contrario».

BRASIL: Ceará lidera el ranking nacional de muertes por dengue hemorrágico de este año. De las 35 muertes verificadas en el país, 17 sucedieron en el Estado. En cuanto al dengue clásico, tipo 1, Ceará está cuarto con mayor número de casos, con 20.024 registros. Bahia lidera el ranking, con 35.356 casos. Después vienen Espírito do Santo con 30.260 y Pernambuco con 22.694. San Pablo, según el último boletín de la Fundación Nacional de Salud (Funasa), es el quinto Estado con más casos de la enfermedad (19.591).

CHILE: El presidente Ricardo Lagos aseguró que descartó vacunar masivamente a la población contra la hepatitis para detener el brote epidémico que vive el país. «La forma de enfrentarlo es como lo hacen todos los países, con higiene y prevención. La hepatitis en los países avanzados se derrotó mucho antes de que se descubriera la vacuna», aseveró.

COLOMBIA: Las autoridades sanitarias se encuentran alarmadas por el alto número de bebés que este año nacieron infectados con sífilis. En lo que va del 2003, la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud Pública, ha detectado 74 casos de recién nacidos contagiados por esta enfermedad. En el Hospital Universitario del Valle, cuatro de las embarazadas que dieron a luz hijos afectados, eran adolescentes, entre los 15 y los 19 años.

ECUADOR: El ministro de Salud, Francisco Andino, renunció, informando que su equipo de trabajo le fue impuesto por el vicepresidente Alfredo Palacios, quien autorizó una transferencia de un millón de dólares, que debían destinarse a la vacunación infantil, para otros programas. «Fue la gota que derramó el vaso», dijo Andino que permaneció en el cargo desde el 15 de enero, cuando el presidente Lucio Gutiérrez asumió el poder para un período de cuatro años.

HONDURAS: El gobierno informó que en un mes se han registrado más de 23.000 casos de conjuntivitis. «La enfermedad, sin embargo, ha disminuido, aunque no mucho... y hay días en que se presentan 2.000 casos nuevos en los hospitales públicos», dijo el ministro de Salud, Elías Lizardo. «Pero en una semana, los casos han bajado en un promedio de 700», añadió.

MEXICO: Con 50 cordones umbilicales empezó a funcionar el primer banco público de sangre de células madres, las cuales se podrán emplear para realizar transplantes en personas afectadas por enfermedades graves como la leucemia y algunos tipos de anemia, entre otras. Antonio Marín López, director general del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS) explicó que en el futuro también serán útiles para aliviar algunos males congénitos, sobre los cuales se realizan investigaciones en el mundo.

URUGUAY: La estrategia del gobierno de apostar al desgaste de los funcionarios de Salud Pública para recuperar el control de los hospitales ocupados choca contra un hecho insólito: los huelguistas están marcando tarjeta y nadie garantiza que a fin de mes se les descuente los días de huelga. Esta medida de los ocupantes puede llevar al fracaso las intenciones del gobierno de deteriorar la fortaleza sindical con el transcurrir de los días y superar una huelga que ingresó en su tercera semana en policlínicas y hospitales públicos.

VENEZUELA: El número de médicos cubanos que se encuentran en Caracas se multiplicará en las próximas semanas hasta sumar los 5.000 profesionales, anunció el presidente venezolano, Hugo Chávez. Mientras tanto, el 87% de casi 2.500 personas participantes de una consulta de la página www.2001.com.ve, apoyó que sean desincorporados los médicos cubanos del plan Barrio Adentro, por no cumplir con los requisitos establecidos en la Ley del Ejercicio de la Medicina venezolana.

Health I. G. News



El acto de escribir es una de las ocupaciones más apasionantes de mi vida, sin embargo, nunca, hasta este Sol, me había detenido a reflexionar sobre él.

Es notable, cuando concluimos en que la escritura representa uno de los hitos fundamentales del genero humano.

Antes de que fuera fonética, tuvo la particularidad de representar ideas. Así se mantiene en algunas civilizaciones asiáticas. Luego, por alguna razón que desconozco, se fusiono con el habla y perdió un poco de su connotación metafísica para apuntar en un sentido mas practico y materialista. Aun así continua siendo, a pesar de la invasión de imágenes en los medios, el transmisor de ideas por excelencia.

Los grandes cambios en el pensamiento humano no surgen a partir de los políticos o las estrellas del pop, sino de los pensadores/escritores y los artistas.

Es difícil evaluar el peso que una frase puede tener en la historia de la Humanidad. Por ejemplo una como: "Creced y multiplicaos"… debe haber sido bastante pesada…

Cada vez que me siento frente a mi computadora a escribir, no dejo de evaluar a conciencia el significado de las palabras que estoy volcando sobre el teclado. No es menos romántico –como pense alguna vez– que la pluma de Leonardo o Goethe, o la ruidosa Olivetti, o la bolita saltarina de la IBM. Tiene algo de apasionante y aventurero.

En el acto de escribir surgen imágenes que se trasladan fácilmente, como si tuvieran vida propia, al papel… o, en mi caso, a la pantalla…

Pero la responsabilidad es mayor que cuando uno diseña o pinta. La escritura tiene algo de ciencia exacta, de formalidad académica, de compromiso por el cual hay que responder mas tarde…

Propongo que los políticos no digan mas discursos, que los escriban, para que, después, podamos evaluarlos frente a sus acciones… acto que la gente suele realizar con referencia a nosotros, los escritores.

Por ejemplo, Platon. Escribió los diálogos. Pero también La Republica. El estado perfecto, a su entender. Pero no conforme con solo escribir de ello, trata de convertirlo en realidad en Siracusa, lo cual le costo la pena de galeras…

Bakunin fue un pensador y activista, como Trotsky y muchos de los idealistas que lucharon porque el mundo sea un poco mejor y más justo…

Los políticos se valen de la propaganda.

Los idealistas de la palabra escrita.

Los maestros de la hablada…

Cuando el Pueblo entienda esto, muchos de los engaños perpetrados a través de los medios, se habrán acabado.

Pero el pueblo ya no lee… prefiere permanecer hipnotizado frente a la pantalla del televisor y, así, convertirse en los corderos propiciatorios del dios del poder publico…

Escribir es un acto heroico… sobre todo si se escribe la verdad. Escribir enseña. Escribir libera…

Escribir y Leer se complementan, como hombre y mujer, como luz y oscuridad.

De la falta de ellos surgen… implacables… las constantes tinieblas.

Carolina, Puerto Rico, febrero del 2004
exclusivo para «S.O.S. Psicólogo»
Juan Carlos Laborde



Enviar a un(a) amigo(a)
    enviar a un(a) amigo(a)    
   Imprimer/Imprimir
    imprimir    
   Vuestra opinión sobre estos artículos
    vuestra opinión sobre estos artículos    

Regreso en visualización clásica